lunes, 11 de enero de 2016

Apuntes sobre la meditación...

En pocas horas iniciamos el taller de "Iniciación a la práctica de Mindfulness". Comparto con vosotros unas palabras que me inspiran y me animan a perseverar en esta tarea de la meditación que supone toda una vida de aprendizaje.

"Durante los primeros meses meditaba mal, muy mal. Tener la espalda recta y las rodillas dobladas no me resultaba nada fácil y, por si esto fuera poco, respiraba con cierta agitación. […]
Durante el primer año estuve muy inquieto cuando me sentaba a meditar. Me dolían las dorsales, el pecho, las piernas… A decir verdad me dolía casi todo.

La inquietud mental que fue lo que percibí justo después de las molestias físicas, no fue para mi una batalla menor o un obstáculo más soportable. Al contrario: un aburrimiento infinito me acechaba en muchas de mis sentadas, como empecé entonces a llamarlas. Me atormentaba quedar atrapado en alguna idea obsesiva. Yo respiraba armónicamente, pero mi mente era bombardeada con algún deseo incumplido, con la culpa ante alguno de mis múltiples fallos o con mis recurrentes miedos, que solían presentarse cada vez con nuevos disfraces.[…]"
Pablo D´Ors. Biografía del silencio


No hay comentarios:

Publicar un comentario