lunes, 15 de septiembre de 2014

Tomar a los padres como son...

Un hijo sólo puede sentirse bien consigo mismo si ha tomado a ambos padres. Esto significa que los tomo tal y como son, los respeto tal y como son, sin querer otra cosa o desear otra cosa. Exactamente tal como son están bien. Aquel que ha tomado a los padres de esa manera está bien consigo mismo, se siente completo y en él ambos padres están presentes con toda su fuerza.

Muchas veces a través del resquemor y la queja pensamos que desahogamos nuestro resentimiento por cosas que sucedieron en el pasado en nuestra familia. Y lo que conseguimos es traer al presente y revivir lo que ocurrió. No podemos borrar nuestra historia, ni tendría tampoco ningún sentido olvidarla, pues nos ha traído con sus luces y sus sombras al lugar donde estamos hoy. Pero hay algo que si podemos hacer, y es mirar de nuevo esos recuerdos y vivencias con la mayor de las bondades que seamos capaces, acogiendo el camino que recorrimos para restaurarlo desde lo que somos hoy, restablecernos y encontrar la paz. Podemos recoger delicadamente nuestra historia y tratarla como a un objeto de mucho valor que pasó por numerosas experiencias y todas ellas dejaron sus huellas.


______ ______
Os recomiendo este interesante libro que trata sobre como la terapia sistemática ha encontrado un camino mediante las llamadas constelaciones familiares para poner al descubierto los vínculos y presiones familiares que continúan teniendo influencia sobre el individuao subliminalmente. De un modo muy expresivo pone de manifiesto que ciertos problemas tienen su origen en la funesta herencia de sentimientos, opiniones y principios que se han ido asumiendo calladamente a través de las generaciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario